Os presentamos la web de Lola, no estás sola. Con esta web celebramos dos años desde que nos creamos como asociación. Llevábamos ya unos meses unas cuantas mujeres reuniéndonos en Prospe, pensando un proyecto ambicioso, poniendo de cada una de nosotras. Aquel 8 de marzo de 2017 la Associació Lola, no estàs sola se constituía, formalizábamos las ganas de tirar el proyecto adelante. Aquel primer proyecto de abrir dos pisos para seis mujeres que vivieran el la calle o en centros de acogida para personas sinhogar. El “recompte” de 2016 nos decía que eran 6 las que dormían en nuestro distrito.

Teníamos claros nuestros tres pilares el Feminismo, la Acción Comunitaria y el Derecho a la Vivienda, en estos dos años hemos visto lo necesarios que son. Escuchando a las mujeres y compartiendo espacios con ellas, hemos constatado lo presente que esta el machismo en su día a día, en sus historias de vida, en su realidad. El feminismo ha sido el camino para quitar pesos compartidos, para generar espacios de sororidad y para actuar colectivamente. Pero también hemos enfocado la intervención individual desde una metodología horizontal, igualitaria, desde una perspectiva de genero y fijando las dificultades que nos vienen marcadas por ser mujeres. Y abrimos des del inicio el proyecto y la asociación al distrito, a las entidades, a participar en las actividades comunitarias, a los servicios, a los grupos de mujeres, a las vecinas y vecinos. Y fue desde la acción comunitaria, desde donde conseguimos una gran respuesta en la financiación. Muchas entidades son las que han aportado muchos granitos, granos y granazos de arena a la asociación y al proyecto. No podemos estar más agradecidas de los que hemos recibido, no solo a nivel económico, sino a nivel de promoción y visualización de la asociación y de la realidad de las mujeres. Y que decir del derecho a la vivienda en la realidad que nos esta tocando vivir en Nou Barris. Este convencimiento y el conocimiento de las realidades que viven las mujeres de puerta para dentro antes de acabar en calle o en centros de acogida, nos hizo abrirnos a nuevos proyectos y nació el Lokal de Lola. Gracias a la AVV de Prosperitat por cedernos el espacio de atención previo al futuro local.

En estos dos años hemos podido visibilizar la realidad de las mujeres que viven en la calle o en situaciones de sinhogarismo en muchos lugares: la Universidad, escuelas, las entidades, agentes sociales, equipamientos, instituciones, lugares cercanos y lejanos. También se nos han ofrecido espacios para ofrecer comidas, cenas, vermuts, que hemos hecho con cariño y entre todas, disfrutando cada participación y compartiendo sabores de lugares distintos siempre hechos por mujeres valientes. Hemos bailado en conciertos organizados y a los que hemos ido invitadas, hasta nos toco actuar en alguna ocasión. En estos dos años hemos disfrutado mucho.

Pero sobre todo estos dos años hemos conocido a mujeres maravillosas y valientes que nos han enseñado que todas juntas somos invencibles. Y que la lucha feminista tiene un amplio recorrido y estamos incluidas todas, hasta las invisibles.